8 Cosas que Nunca debes decirle a alguien que sufre de Artritis Reumatoide (AR)

Cuando la mayoría de las personas escucha la palabra “Artritis” probablemente se imaginan una abuela que se le dificulta coser o un abuelo  que camina con bastón.

Pocos imaginan a una madre corriendo detrás de sus pequeños, un adolescente con sus amigos en el centro comercial o un bebé aprendiendo a caminar.  La realidad es que todas estas personas pueden padecer artritis.

Confusión sobre los diferentes tipos de artritis, quienes se afectan, y cómo puede afectar su vida diaria, puede llevar a personas a hacer bien intencionados pero muy mal informados comentarios. Esta es una lista de ocho cosas que no debes decir a una persona que viva con Artritis Reumatoide y algunos hechos que puedes ofrecer en respuesta si alguien te dice estas cosas.

(1) Eres muy joven para tener artritis. El tipo más común de artritis, Osteoartritis (OA), ocurre cuando el cartílago entre las articulaciones se desgasta con el tiempo.  Debido a que este tipo de artritis empeora con la edad, se ha creado el estereotipo de que solo personas mayores tienen artritis.  Pero la realidad es que 50 millones de americanos que han sido diagnosticados con alguna forma de artritis, dos terceras partes son menores de 65 años de edad y 300,000 son niños.

(2) Mi abuela (o tía abuela u otra persona mayor que conozco) tiene artritis también. Lo más probable es que tu abuela tenga Osteoartritis (OA) que aunque potencialmente doloroso y complicado para su vida diaria, la OA no es el mismo desorden autoinmune como la Artritis Reumatoide (AR) o Artritis Juvenil (AJ).  La Artritis Autoinmune ocurre cuando el sistema inmunológico del individuo erróneamente ataca articulaciones saludables. Estos tipos de artritis son sistémicas, condiciones de por vida que no tienen cura.  A los que la padecen no les da ningún consuelo que les cuentes sobre un familiar o amigo que tiene una condición completamente diferente a la suya.

(3) Pero te ves bien, no luces enfermo(a). La artritis de tipo autoinmune, como la Artritis Reumatoide (AR) y la Artritis Juvenil (AJ), son generalmente invisibles. Una persona puede  no mostrar ningún signo externo, lucir perfectamente saludable y vivir con dolor, inflamación y fatiga diariamente.  Al igual que otras enfermedades crónicas, AR y AJ pueden fluctuar en severidad de un día al siguiente, pero nunca desaparece completamente. Los que la padecen tratan de mostrar una cara valiente y vivir una vida normal, lo que no significa que no sientan dolor un día cualquiera.

(4) Has tratado dieta libre de gluten (o vegetariana, libre de caseína, libre de hierba mora). Desafortunadamente, tratar AR no es tan simple como comer o dejar de comer cierta comida. Mientras algunas personas han encontrado que seguir una dieta particular puede mejorar sus síntomas de AR, no hay evidencia científica que recomiende ningún tipo de dieta en particular para tratar  la AR. Así que aunque existan dietas alternativas que valen la pena tratar, eso no garantiza que esta le vaya a ayudar.

(5) Haz tratado glucosamina (o sulfato de condroitina u otro suplemento natural)? Así como no hay una dieta particular que cure la AR, no hay un suplemento natural que garantice mejorar sus síntomas.  De hecho muchos de los suplementos que son generalmente recomendados para artritis, solo han sido estudiados en base a su impacto en OA no en la AR.  Existe evidencia de que el Omega-3 puede bajar los niveles de inflamación en el cuerpo sin evidencia de que pueda curar AR.

(6) Tú tomas demasiados medicamentos peligrosos. La AR es una seria deficiencia del sistema inmunológico, y muchas de las drogas para suprimir el sistema autoinmune prescritas para mantenerla bajo control vienen con serios riesgos y efectos secundarios. De igual modo hay serios riesgos asociados a sufrir AR si no es apropiadamente controlada. La AR si no es tratada puede llevar a la destrucción permanente de las articulaciones. Criticas no solicitadas dirigidas a una persona con una enfermedad crónica seria podría hacer difícil que el individuo tome los medicamentos necesarios para evitar un daño permanente que al final tendrá una peor calidad de vida.

 (7) Este es el mejor tiempo para sufrir de AR. A pesar de que esto es de hecho cierto debido a que los tratamientos para AR han avanzado dramáticamente estas últimas décadas, realmente no hará más fácil a la persona diagnosticada con AR siendo esta una enfermedad que te agobia de por vida especialmente con un diagnostico a corta edad.  Nunca es buen tiempo para sufrir de ninguna enfermedad crónica.

(8) Solo necesitas ejercitarte más. Mientras el ejercicio es ciertamente parte importante en el manejo de cualquier tipo de artritis, cuando tienes una erupción de AR puede ser difícil, doloroso y hasta imposible mientras podría producir un daño mayor a sus articulaciones. Cuando la AR está controlada los ejercicios de estiramiento y de bajo impacto pueden ayudar a mantenerte activo, aunque ninguna cantidad de ejercicios va a curar tu AR. Es probable que estén haciendo un esfuerzo por mantenerse activos pero simplemente no siempre es posible.

En conclusión vamos a ejercer un poco de compasión y apoyo con nuestros amigos, conocidos y seres queridos que sufren de esta terrible condición de modo que se sientan más escuchados y vamos a informarnos más.