Azafata ve la palabra “necesito ayuda” escrito en el baño del avión y llama a la policía

Cuando hablamos de avión, normalmente nos llega a la mente vacaciones, visitar a los familiares y cosas por el estilo. Generalmente esto es toda una aventura para quienes salen de viaje. Sin embargo, no a todos les gustan los aviones y tienen cierto pánico.

Esto es normal, pues no todos están acostumbrados a viajar de esta forma. Por otro lado, no debemos ignorar el hecho de que muchas veces, las personas hacen viajes aéreos con malas intenciones. Así lo demuestra la historia del día de hoy.

Sheila Fedrick es una azafata experimentada que ha atendido muchos casos en toda su carrera. Ya está acostumbrada a lidiar con casi cualquier tipo de situaciones en su trabajo. Sin embargo, este día sería muy diferente a lo que ella estaba acostumbrada a ver.

En cierto vuelo, todo marchaba normal. Algunas personas estaban un poco nerviosas, otras muy entusiasmadas. Sin embargo, al caminar por el pasillo, notó algo muy extraño que la hizo sospechar que algo no andaba bien. En uno de los asientos había un hombre muy bien arreglado, acompañado de una niña que iba desaliñada. Esto le daba muy mala espina a la azafata, así que se mantuvo alerta.

La azafata sospecha

Entonces, cuando la azafata trató de acercarse a ambos para hablar con ellos, el hombre le contestó bruscamente. Esto no le pareció extraño, pues ella ya estaba acostumbrada a estas cosas. Sin embargo, ella presentía que algo estaba ocurriendo. Por ello decidió ir al baño y dejar allí papel y lápiz, por si querían dejarle algún mensaje.

Cuando iba de regreso por el pasillo, la azafata le hizo una seña a la niña, sin que el hombre se diera cuenta. Entonces la niña dijo que quería ir al baño. Al entrar, encontró le lápiz junto al papel donde escribió una nota para la azafata. Poco después, la azafata regresó al baño, donde halló el impactante mensaje.

La nota de la niña decía “necesito ayuda” según informa el periódico The independent. Inmediatamente después de hallar la nota, la azafata informó al piloto de la situación. Rápidamente se pusieron en contacto con tierra para informa lo que estaba ocurriendo en el avión. Para cuando el avión aterrizo en su destino, ya había muchos policías custodiando el avión. Al salir de la aeronave, detuvieron al hombre y se llevaron a la niña al departamento de policías.

Al interrogar a la niña y al hombre por separado, descubrieron que ella tenía 14 años y la habían secuestrado hace 2 meses. En ese viaje estaba siendo víctima del tráfico de personas. Por fortuna, la azafata había actuado con prontitud y evitó que la situación pasara a peor.

Airline Ambassadors International

Otra azafata ya jubilada llamada Nancy Rivard creó una organización llamada Airline Ambassadors Internation en el 2009. Su objetivo es que las azafatas sean entrenadas para detectar las víctimas del tráfico de personas.

En la actualidad, trabaja en conjunto con la aduana de Estados Unidos y la policía fronteriza para prevenir y evitar el tráfico de personas. El suceso de la azafata Sheila ocurrió en el 2001. Pero desde que se creó esta organización, ella se volvió una miembro activa. Ahora entrena a muchas azafatas para que descubran el tráfico de personas.

“Hay muchas señales que lo indican si uno está atento” dijo la azafata. Semanas después del suceso, Sheila recibió una llamada telefónica de la niña quien quería agradecerle. Ya se había reunido con sus padres nuevamente y estaba recibiendo terapia. En la actualidad, Sheila y la niña siguen en contacto.

El tráfico de personas

Según la ONU, cada año aproximadamente 1,2 millones de niños son víctimas del tráfico humano. Este tipo de crimen es la tercera mayor actividad criminal en todo el mundo. La misma se ubica justo después del tráfico de armas y de drogas.

Tanto niños como niñas son explotados sexualmente. También son vendidos como mano de obra barata o como soldados, obligados a cometer crímenes, mendigar o traficar drogas. Esto es algo que no podemos aceptar y debemos frenar cuanto antes. Si crees que esta azafata es una heroína y merece nuestro apoyo, comparte su historia en tus redes sociales.