Con solo Estos 2 Ingredientes Saca Todos los Parásitos de tu Cuerpo!!

Es común que exista la presencia de parásitos en nuestro organismo. Estos con frecuencia son difíciles de diagnosticar debido a que sus síntomas son similares a los de otras condiciones.

Para evitar los parásitos es necesario que eliminemos de nuestra dieta los azúcares, el alcohol, los lácteos y sobre todo de los carbohidratos. Cuando ya se encuentran en nuestro organismo debemos eliminarlos.

Los síntomas mas frecuentes que son detectados cuando tenemos presencia de los parásitos en nuestro cuerpo son: Insomnio, cansancio, dilatación de las pupilas, trastornos en los hábitos alimenticios, cansancio, ansiedad, cefalea, inflamación en los ojos, trastornos en los intestinos, etc.

La presencia de parásitos en nuestro cuerpo podría guardar relación con enfermedades mas serias como son el autismo, el alzheimer o la epilepsia.

 El Ajo

El ajo es considerado uno de los vegetales curativos, más importantes. En los últimos años, se le ha estado dando, mucha más importancia y difusión a este vegetal, y a tratar de educarnos respecto a su uso y su consumo, brindándonos mucha más información sobre todas sus propiedades y sobretodo, como actúa, como medio preventivo y curativo en las distintas enfermedades.

En el caso de los parásitos también es preventivo. Para aquellas personas que lo toleren bien pueden comer el ajo crudo.

Las Semillas de Auyama ( o calabaza)

Las semillas de Auyama son beneficiosas para el organismo, contienen hasta un 24,5% de proteínas, ácidos grasos, minerales, aminoácidos esenciales, cucurbita y ácido cucúrbico. Poseen propiedades curativas anti-inflamatorias, emolientes y son antiparasitarias altamente recomendadas.

Jarabe Desparasitante

Debes preparar este jarabe desparasitante casero para lograr limpiar tu organismo:

  • 100 gr. de pulpa de Auyama o calabaza
  • 500 gr. de dientes de ajo pulverizado
  • 500 gr. de miel

Se coloca en una cacerola la pulpa de Auyama con los dos litros de agua cocer la calabaza con dos litros de agua y se deja cocer hasta que se reduzca la cantidad de agua a la mitad. Apagamos el fuego, añadimos el ajo y lo dejamos reposar dos horas. Después le añadimos miel y lo filtramos.

Puedes tomar dos cucharadas soperas cada mañana preferiblemente en ayunas. Esta toma se realiza por unos 5 a 7 días.