El calvario de un doctor luego que sus vecinos lincharan a delincuente que lo asaltó

Santo Domingo. El pasado 6 de septiembre, a las 12:00 del mediodía, el ginecólogo Julio Gómez Ramírez llegó a su residencia, junto a su sobrino, sin imaginarse que en ese momento iniciaría un calvario para él y su familia.

A la entrada de la marquesina lo interceptó un hombre, que a punta de pistola, le dijo: “Dame el dinero”, y de inmediato le entró la mano en los bolsillos hasta dar con la suma de 48 mil pesos que Gómez había retirado minutos antes de una institución bancaria, con los que repararía su casa.

“Al pensar que el doctor le podía reconocer volvió e intentó dispararle, hecho que generó un forcejeo entre los dos, donde resultó herido en una pierna Jhon Federico Arias (sobrino de Gómez), y que alertó a la comunidad que salió enfurecida y arremetió contra el delincuente”.

El delincuente, conocido como “Lagrimita” y que había salido hace un mes de la cárcel de La Victoria, falleció producto de los golpes que recibió de parte de los residentes del sector Sabana Perdida, quienes realizaron una manifestación la noche de este sábado para reclamar la liberación del doctor Julio Gómez Ramírez, quien se encuentra detenido en el destacamento de San Luis, junto a su sobrino.

Con pancartas y consignas, sus vecinos reclamaban la liberación de quien definen como un ciudadano ejemplar. Por la muerte del delincuente también se encuentran imputados Bárbara Sarante (cuñada de Gómez), Doroteo Liriano y Leonardo Mateo, vecinos.

Tanto al doctor como a su sobrino se les interpuso una medida de tres meses de prisión preventiva, mientras que a las otras tres personas se le puso una garantía económica y presentación periódica.

Lo están esperando para matarlo

“Julio en todo momento, a pesar de ser el la víctima, trató de proteger al delincuente de los golpes que le daban los vecinos enfurecidos por el hecho. En un video que circula en las redes sociales se puede ver claramente que él solo protegía al mencionado Lagrimita”, señaló Jhoanny Corniel, vecina.

Los familiares de Julio Gómez explicaron que sus abogados hicieron constar a los jueces que “Lagrimita” estuvo recluido en la penitenciaria de La Victoria y que además poseía más de siete fichas por robos y asaltos.

Según relatan los residentes del sector, la familia del doctor ha tenido que dejar su vivienda ante las amenazas realizadas por familiares y amigos del occiso, quienes están a la espera de que Gómez llegue a la penitenciaría de La Victoria, donde tendrá que cumplir la medida, para acabar con su vida.