Loading...

Elimina el moho de tu lavadora con estas 3 soluciones ecológicas.

La lavadora se ha convertido en uno de los electrodomésticos indispensables en el hogar. Y es que no solo facilita el lavado de las prendas, sino que hace la vida más sencilla y permite ahorrar valioso tiempo.

Pese a esto, es uno de los aparatos que más se descuidan en cuanto a mantenimiento y desinfección, ya que, erróneamente, muchos piensan que no es necesario limpiarla de forma regular por su contacto constante con jabón y productos de lavado.

El problema es que, aunque al principio no se nota, esta va acumulando bacterias y moho que pueden afectar su funcionamiento y provocar malos olores.


Además, en sus gomas y paredes retiene humedad y restos de detergentes que ayudan a crear un ambiente ideal para la proliferación de microorganismos.

Por fortuna, no es necesario utilizar productos químicos agresivos para desinfectar y dejar impecable todo su interior.

En esta oportunidad queremos compartir 3 soluciones ecológicas que te permiten dejarla en buenas condiciones sin tener que gastar de más.

¡Anímate a probarlas!

1. Limón y agua oxigenada

Combinando las propiedades antimicrobianas y antifúngicas del limón y el agua oxigenada podemos obtener un producto ideal para el mantenimiento de la lavadora.

Su aplicación facilita la eliminación de los residuos de jabón y, a su vez, neutraliza los malos olores causados por el moho.

Ingredientes

  • 6 tazas de agua (1,5 litros)
  • ¼ de taza de jugo de limón (62 ml)
  • ½ taza de agua oxigenada (125 ml)
  • Utensilios
  • Recipiente hondo
  • Paño de microfibra

Preparación

  • Incorpora las tazas de agua en un recipiente hondo y, a continuación, agrégale el zumo de limón y el agua oxigenada.
  • Tras diluirlo bien, procede a aplicarlo.

Modo de uso

  • Rocía el producto en las gomas y el tambor de la lavadora.
  • Déjalo actuar de 10 a 15 minutos y retira los excesos con un paño de microfibra.
  • Posteriormente, para un lavado más profundo, incorpora el líquido restante en uno de los compartimientos de jabón y ejecuta un ciclo normal con agua caliente.
  • Este último paso te permite desinfectar todo el interior del aparato, así como sus tuberías.

2. Vinagre de manzana

Un desinfectante natural de vinagre de manzana diluido en agua tibia permite eliminar bacterias, hongos y demás microorganismos que crecen en el interior de este electrodoméstico.

 

Su aplicación remueve las manchas oscuras de moho que se forman en las gomas y, a su vez, elimina los residuos de jabón que se quedan en el tambor y las tuberías.

Ingredientes

  • 5 tazas de agua (1,2 litros)
  • ½ taza de vinagre de manzana (125 ml)

Utensilios

  • Frasco con atomizador
  • Paño de microfibra

Preparación

  • Pon a calentar el agua y, cuando hierva, agrégale el vinagre de manzana.
  • Vierte una parte del producto en un frasco con atomizador y reserva el producto restante.

Modo de uso

  • Rocía el líquido sobre las gomas y empaques de la lavadora y retira el moho con la ayuda de un paño de microfibra.
  • A continuación, agrega en el interior del aparato el líquido que sobró e inicia un ciclo corto.
  • Una vez finalice, abre el dispositivo y déjalo ventilar un par de horas.

3. Vinagre blanco y jugo de limón

 
Una solución casera de vinagre blanco y jugo de limón ayuda a desinfectar los compartimientos de jabón de este aparato, además del tambor, las tuberías y otras áreas de difícil acceso.

Estos ingredientes eliminan los hongos que provocan el moho y neutralizan de forma efectiva los olores desagradables.

Ingredientes

  • 5 tazas de agua (1,2 litros)
  • 1 taza de vinagre blanco (250 ml)
  • ¼ de taza de jugo de limón (62 ml)
  • Utensilios
  • Botella con atomizador
  • Esponja o paño

Preparación

  • Pon a calentar las tazas de agua y diluye el vinagre blanco.
  • A continuación, añade el jugo de limón y mezcla para que todo quede bien integrado.

Modo de uso

  • Incorpora una pequeña cantidad del producto en un frasco con atomizador y añade el resto en el tambor y en los compartimientos de jabón.
  • Rocía el líquido en las gomas y quita el moho con ayuda de una esponja.
  • Luego, inicia un ciclo corto para que el producto restante haga una limpieza profunda.
  • Tras finalizar la limpieza, deja abierta la lavadora para que se seque la humedad restante.

¿Te tomas unos minutos para limpiar tu lavadora? Si aún no lo haces, elige cualquiera de las soluciones mencionadas y hazle mantenimiento, por lo menos, dos veces al mes.

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *