Jessica dejó 2 malos hábitos y perdió 80 kilos – Mira su gran cambio

Hace un año y medio, Jessica Beniquez comía comida rápida todos los días y pasaba horas delante del televisor sin realizar ningún tipo de actividad física. “Me acosté en la cama viendo serie tras serie en Netflix. Lo único que hice fue comer, ir a trabajar y ver mis espectáculos, descuidando por completo mi cuerpo, durante mucho tiempo“, recuerda ella.

Cuando Jessica tenía 19 años, pesaba 320 libras (145 kg). Pero hace un año, Jessica decidió que ya era suficiente, y dio los primeros pasos en su inspirador viaje para mejorar su salud y aspecto físico.

El sobrepeso es difícil de erradicar y no es nada saludable, pero puede ser increíblemente difícil romper el patrón y cambiar ciertos malos hábitos de vida. Es por eso que pienso que las historias como Jessica son dignas de destacar – porque muestran que la pérdida de peso se puede conseguir.

La inspiradora historia de Jessica


Instagram
Cuando Jessica comenzó su viaje, ella pesaba 320 libras (145 kg).

El primer hábito que Jessica cambió fue dejar de comer comida rápida. Puede parecer fácil, pero para Jessica, cambiar a alternativas más saludables fue un gran reto y significó modificar muchos otros hábitos ligados a ello.

Jessica literalmente se levantó de su sofá, dejó de ver programas de televisión, y comenzó a ver videos de ejercicios en YouTube y empezó a entrenar en casa.

En el comienzo del año 2016, Jessica trabajó en casa, pero eventualmente se atrevió a ir al gimnasio – un lugar que siempre la había aterrorizado. Ahora, es un lugar que la hace verdaderamente feliz y lo siente como su nuevo hogar.

Instagram
Jessica se entrena durante dos horas cada día – y, por supuesto, su nuevo estilo de vida ha hecho una gran diferencia.

Jessica documenta su pérdida de peso y los cambios que ha hecho en su vida en las redes sociales para motivar a las demás personas con exceso de peso a desafiarse a si mismas y conseguir sus objetivos.

Su esperanza es que ella pueda inspirar a otros a creer en sí mismos.

Instagram
“Mi nombre es Jessica y tengo 21 años“, escribió recientemente en Instagram. “Mido 162 cm y he perdido más de 170 libras (80 kg) con dieta y ejercicio. Comenzando en más de 320 libras (145 kg) y actualmente he conseguido un peso entre 145-148 (60-70 kg)“.

“Había y todavía hay obstáculos que se interponen en el camino, pero eso no va ha ocasionar que vuelva a renunciar nunca más. ¿Me volveré a dejar estar sin hacer nada? nunca más.” Dice con toda seguridad.

Instagram
La transformación de Jessica no sólo ha sido física.

“Nunca esperé estar donde estoy hoy. Yo era tímida, pero ahora tengo mucha más confianza, tengo mucha más energía. Es una locura las cosas que puedo hacer ahora y que antes estaba limitada a realizar, tanto física, como a nivel mental”, dice Jessica.

 ¿Te inspira esta historia? Compártela para que más personas puedan inspirarse y comenzar el gran cambio y transformación de sus vidas.