Lo que muchos no saben; es porque esta fruta baja la presión más rápido que la insulina y hace que el pelo crezca por montón. ¡Compartir es importante!

No es de extrañar que a la guayaba se le llame una “súper fruta.” En comparación con la misma cantidad de piña, la guayaba contiene 30 calorías más por porción, pero tres veces más de proteína y más de cuatro veces en fibra. Toda esa fibra convierte la guayaba en un gran “regulador”, mientras que al mismo tiempo ayuda a proteger el colon, reduciendo el riesgo de toxinas causantes de cáncer y el acumulo de químicos; la fibra se liga a las toxinas y ayuda a eliminarlas del cuerpo.

Las guayabas contienen: vitamina A (21% del valor diario), esencial para mantener las membranas mucosas y la piel saludable; ácido fólico (20%), ideal para las mujeres embarazadas para ayudar a prevenir defectos del tubo neural. Los flavonoides incluyen el beta-caroteno (un conocido inhibidor de cáncer); licopeno, que en las guayabas rosas se ha encontrado que protege la piel contra los rayos UV y ayudar a prevenir el cáncer de próstata; luteína y criptoxantina, ambos antioxidantes. Las guayabas también contienen potasio – incluso más que un plátano por porción – es importante por su papel regulador de la presión arterial y del ritmo cardíaco.

En un estudio, la guayaba mostró un marcado efecto que disminuye la glucosa en la sangre cuando se consumió por adultos en riesgo de diabetes y voluntarios sanos, lo que indica su posible utilidad en el mejoramiento y/o prevención de la diabetes mellitus, o diabetes de inicio adulto.

Después de conducir un estudio japonés sobre el té de hoja de guayaba (GLT por sus siglas en ingles), que contiene polifenoles de quercetina y ácido elágico, y regula la absorción de carbohidratos alimenticios en los intestinos, el GLT se puede dar (y se da) a pacientes con alto riesgo de desarrollar diabetes para impedir que se disparen los niveles de azúcar en la sangre después de la comida.

Regula tu presión arterial y todo lo que debes consumir es este fruto con regularidad.

Fortalece el sistema inmunológico: su alto contenido en vitamina C es necesario para proteger el cuerpo contra virus y enfermedades.

Combate la formación de cáncer: previene la acumulación de células que provocan esta enfermedad crónica mediante la neutralización de los radicales libres. Evita la proliferación de estas células.

Ayuda al corazón: los problemas cardiacos son cada vez más frecuentes y en muchos casos mortales. Esta fruta ayuda a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos, igualmente regula el azúcar de manera que vuelve la circulación sanguínea mucho más saludable.

Tiene beneficios en la salud bucal: sus agentes antibacterianos eliminan la acumulación de placa, gingivitis y problemas similares. Cuenta con propiedades analgésicas que disminuyen el dolor de muelas.

Ayuda en la vista: cuenta con vitamina A, reduce la ceguera y mejora las células de la retina.

Beneficia la piel: sus antioxidantes rejuvenecen las células de la piel y la mantiene libre de arrugas durante mucho más tiempo.

Ayuda a las glándulas tiroideas: mejora el funcionamiento de dicha glándula.

Beneficia la función cerebral: su contenido en vitaminas B3 y B6 ayudan a mejorar el rendimiento de este órgano.

Recuerda compartir, comentar, dar like (Me Gusta) a nuestras publicaciones y etiquetar a tus amigos para que esta familia siga creciendo. Si nos ayudas a difundir nuestras publicaciones, cada día podremos seguir brindándoles una mayor cantidad de consejos de salud, belleza y bienestar general.