Oncólogo aclaro que este jugo es especial para tratar el cáncer, gastritis, diabetes, hígado y corazón.

El jugo de papa es uno de los peores jugos que te podrás tomar, en cuanto a sabor se refiere. Para ser más exactos, este jugo es bastante insípido, por lo que les desagrada a muchas personas. Si su sabor es tan malo ¿por qué tantas personas lo están preparando como locas?

Porque tiene fabulosas propiedades medicinales. Como bien sabemos, la mayoría de los alimentos que tienen un “buen sabor” son los que más daños nos hacen.

Un ejemplo de ello es la comida rápida que tanto nos gusta, sin embargo, tiene un alto contenido de calorías. Esto termina haciéndonos ganar mucho peso, desarrollar colesterol y muchas otras enfermedades. Pero el jugo de papa nos ayuda a combatir la mayoría de ellas.

Alcaliniza el cuerpo

Una de las virtudes del jugo de papa, es que ayuda a estabilizar los niveles de ácidos en el cuerpo. Esto es especialmente importante en nuestros días, ya que muchos de los alimentos que ingerimos aumentan descontroladamente nuestros niveles de pH.

Combate la gota

Como ya hemos mencionado, el jugo de papa regulariza los niveles de ácido en el cuerpo. Como resultado, es un excelente aliado para combatir la enfermedad de la gota.

Posee propiedades antiinflamatorias

Por poseer propiedades antiinflamatorias, el jugo de papa es especialmente útil para combatir la artritis. También sirve para muchos otros problemas inflamatorios, tanto en las articulaciones como en la espalda. Por si fuera poco, ayuda a mejorar la circulación de la sangre en el cuerpo.

Depura el hígado

Este jugo es sumamente útil para desintoxicar nuestro organismo en general. Pero además contribuye al buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar. Con 1 taza de jugo de papa todos los días en ayunas basta para conseguir este efecto.

Combate la úlcera y gastritis

Esta es otra de las grandes ventajas de consumir jugo de papa, a pesar de su insípido sabor. Para combatir la gastritis y las úlceras, debemos mezclar media cucharada de este jugo con 1 vaso de agua. Este lo consumiremos 30 minutos antes del desayuno, almuerzo y cena.

Qué necesitaremos:

  • Papas (varias).
  • Guayo (1 unidad).
  • Tela de lino.
  • Extractor de jugo (opcional).

Preparación y uso:

Lo primero que debemos hacer es pelar muy bien las papas, quitando la cascaras, brotes y zonas verdes. A continuación, las lavaremos profundamente y procederemos a guayarlas. Después, las pondremos sobre la tela y extraeremos todo el zumo de la papa. Si queremos evitarnos todo este proceso, podemos utilizar un extractor de jugos.

La mejor manera de consumir este jugo, es recién exprimido. Si su sabor es demasiado malo para tu gusto, puedes mezclarlo con un poco de zumo de limón, zanahoria, manzana o miel. Eso será suficiente para aplacar su mal sabor.

Al consumir ese jugo de la forma anteriormente indicada, podremos aprovechar todas sus propiedades. Te aseguramos que no te arrepentirás de tomarlo, a pesar de su sabor desagradable. Cuando obtengas los resultados, sabrás que vale la pena. Si te parece que este jugo puede ayudar a algunos de tus contactos, compártelo en tus redes sociales.