Loading...

TODOS LE PASABAN POR EL LADO SIN HACER CASO A ESTE BEBÉ QUE DORMÍA EN LA ESCALERA, HASTA QUE

Hay cosas que sinceramente nos causan una gran indignación e impotencia. Muchas de estas son cosas que jamás deberían pasar. Sin embargo, movidos por el interés personal, el egoísmo y la intolerancia, muchos cometen actos verdaderamente lamentables.

Al parecer, la sociedad se aleja cada vez más de los valores como la empatía, amabilidad y la compresión. La historia que te contaremos a continuación, puede herir tu sensibilidad. Por eso te pedimos que, si eres una persona vulnerable y sentimental, tengas cuidado al leerla.

Adjunto a la historia, te dejarnos varias imágenes que muestra claramente a lo que hemos llegado los humanos. Sinceramente, estas imágenes pueden hacer que hasta el más insensible se llene de rabia.

Se trata de un bebé que se hallaba sin sus padres, desnudo y tirado en las escaleras de un metro de Manila. Este lugar tan transitado constituye un verdadero peligro para cualquier bebé. Sin embargo, nadie mostró ninguna reacción a la escena que estaba ocurriendo. En su lugar, las personas se apartaban de la zona, como si de una cosa horrenda se tratara.

Las fotografías fueron tomadas por A. J. Laberinto en Mayo del 2014. No obstante, aun hoy están causando una gran indignación en la internet por la falta de valores que muestra. Lo que veremos a continuación debería hacernos reflexionar en la clase de valores que tenemos. Además, debería impulsarnos a hacer cambios de ser necesario.

EL BEBÉ TIRADO EN LAS ESCALERAS

Todo el mundo queda con el corazón roto al ver la siguiente imagen.

Las personas simplemente transitaban por la escalera sin reaccionar ante el estado del bebé.

Parece que solo algunas personas notaban al niño tirado en el suelo.

 

¿Todavía somos humanos o ya dejamos de serlo?

El fotógrafo denunció esta situación en las redes sociales. Junto a las imágenes, colocó la siguiente reseña, donde expresa abiertamente lo que sentía. Estas fueron sus palabras:

“Yo estaba cerca del lugar con mi cámara en la mano. Entonces, vi al niño y me acerqué. Estaba tirado en el piso, no muriendo; más bien, estaba profundamente dormido. Puesto que los transeúntes estaban acostumbrado a ver escenas parecidas, reaccionaron como suelen hacerlo: alejándose. Ahora, tomé las fotografías y pregunté en voz alta donde estaban los padres del niño. En ese instante, apareció una mujer desaliñada y con ropa sucia, tomó al niño y se marchó. Todo paso en cuestión de segundos”.

Pocos días después, Laberinto volvió a encontrar el bebé en la calle y le llevó un poco de comida. Todo parece indicar que el pequeño vivía en la calle, esa era la vida que conocía. Lamentablemente, sabemos que él no es el único. En todo el mundo hay cientos de miles de personas que viven la misma situación. No obstante, ningún niño debería pasar por esto, ellos no son culpables de nada y no lo merecen.

¿A DÓNDE IREMOS A PARAR?
Es muy triste ver este tipo de escena y pensar que son las mismas personas que las causan. El hombre ha hecho un gran esfuerzo por cambiar el mundo a través de la tecnología. Sin embargo, se han olvidado que el mundo se cambia con valores y con nuestras acciones. Si queremos un mundo mejor, debemos empezar a cambiar nosotros.

¿Hasta qué punto hemos llegado con la frialdad y la insensibilidad?, ¿De verdad somos seres humanos los que estamos haciendo estas cosas? Todos deberíamos reflexionar en esta historia y ver si es necesario que hagamos un cambio. De ser así, no dudemos en hacerlo, por nuestro bien y el de los demás. Comparte esta triste historia para que otros también puedan reflexionar en ella y ver si necesitan cambiar en algo.

Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *